Silencio

Silencio

Por el 19/02/2020 en Blog

Son la 7 de la mañana, todo está en calma, no hay ruido en la calle, el sol anuncia su llegada, un silencio infinito lo abraza todo. Respiro y me digo que solo por esto merece la pena madrugar. De repente, unas cuantas palabras abordan mi pensamiento “los ríos mas profundos son siempre los más silenciosos” no se de dónde habéis salido ni quien fue la persona que os pronunció, pero gracias por invitarme a reflexionar.

¿Qué relación tenéis con el silencio? ¿Se ha convertido en un lujo en vuestra vida?

Desde la ciencia nos recuerdan los beneficios del silencio, asociado a estados de calma y tranquilidad en contraposición al ruido. Por citar algunos trabajos: un estudio realizado por la Universidad americana de Cornell prueba que los niños que viven en zonas cercanas a los aeropuertos, donde hay mucho ruido, son más vulnerables al estrés. De hecho, estos niños tienen una presión arterial más alta y niveles más elevados de cortisol. Otro estudio de universidad de Pavía revela que tan solo dos minutos en silencio absoluto, son más beneficiosos que escuchar música relajante y provocan una mayor disminución de la presión sanguínea.

Desde la filosofía Heidegger, nos induce a “callar para dejar que el ser nos hable”, es decir que el silencio saludable no es dejar la mente en blanco, sino el estado de armonía que nos permite estar en contacto con nuestro cuerpo, nuestras emociones y pensamientos.

La historia de la humanidad gira entorno a la búsqueda de ese estado de bienestar, la meditación es una practica que nos ayuda a generar un estado mental de silencio. Millones de años avalan a esta técnica que apareció en el 1500 antes de cristo y que formó parte de la cultura la India hinduista, China taoísta y posteriormente en la India budista. La ruta de la seda ayudó, a que en la edad media se extendiera a Europa. Hasta llegar a las múltiples formas de meditación a las que podemos acceder hoy en día.

La meditación es una de las vías más conocidas, hay muchas más, tantas como personas.

Si silencio es al cerebro lo que el aire a los pulmones… ¿a qué estamos esperando para regalarnos espacios silenciosos?

    6 Comentario

  1. Me encanta Lola, siempre tan necesario el silencio… Yo me refugio en el muy a menudo. Gracias por tus aportes mes a mes… Abrazotes

    Sandra

    19 febrero, 2020

    • Si Sandra, el silencio es un refugio muy necesario, pero a veces no es fácil conseguirlo.
      Gracias por tu comentario bonita!
      Abrazo grande
      Lola

      Lola Hernando

      19 febrero, 2020

  2. El silencio para escucharnos… Tan facil y lo que me cuesta!

    Núria

    19 febrero, 2020

    • Si, como puede ser que algo tan sencillo y tan al alcance de la mano cueste tanto de conseguir?
      Abrazo grande y silencioso Nuria,
      Lola

      Escola Espai Viu

      25 febrero, 2020

  3. Es maravilloso el sentirse en ese espacio de silencio,bendiciones por tu lindo compartir desde el Silencio y que el Silencio sea nuestra Palabra Sagrada,un abrazo de corasao.

    José Rodriguez

    20 febrero, 2020

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *